Documento sin título
Martín Romero
LA LENGUA DE NADIE
«La lengua de nadie es mi lengua, la que me muerdo más veces de las que quisiera, la misma que ha recitado mil veces estos textos en mi habitación antes de que los leáis vosotros/as, la que ha sentido el fracaso y el triunfo, la que se despoja de los bozales para pasear a las culebras y desenterrar los más profundos sentimientos»

«Hablamos con Martín Romero, vocalista y letrista de la banda navarra Bocanada, que acaba de concluir la exitosa gira de su segundo disco, Agua y barro,  y ya prepara lo que será el tercero de los de Berriozar. Ante la inminente salida al mercado de su primer libro, La Lengua de Nadie, quisimos hacerle unas preguntas a las que contestó con su habitual amabilidad»


Entrevista a Martín Romero. La lengua de nadie¿Cuéntanos a grandes rasgos quién es Martín Romero?

Bueno, pues a grandes rasgos, nací en el 78, fui un estudiante pésimo, nunca me gustó coger un libro que no fuera el que viene dentro de los cd’s y mucho menos leérmelo. Con 14 años ya me llevaba mi hermano de conciertos y con 17 años, más o menos, cantaba en una banda del pueblo llamada Kados, con la que grabamos un par de maquetas. Después fui a parar a otra banda llamada Bhatoo con la que grabamos un disco e hicimos muchísimos conciertos, y ahora canto y escribo en Bocanada. Ya hemos grabado dos discos, Caballos de rienda larga y Agua y barro, haciendo dos giras maravillosas, y espero y deseo que esta sea mi última parada. Soy un inconformista y me considero un luchador respecto a mis sueños y aspiraciones.

 

Músico rockero sumergido en las palabras, ¿no puede parecer una imagen un tanto contradictoria o solo es un estereotipo?

No pienso que sea contradictorio, ya que escribo letras de canciones y el papel y el boli me acompañan casi todos los días.

 

¿Qué pasa por la cabeza de este músico cuando decide escribir un libro en vez de letras de canciones?

Sinceramente no decidí escribir un libro. Quería escribir algo distinto, algo que no fuera hilar frases con sus rimas, sus estribillos... quería expresarme libremente, que fuera algo transparente, sin nada estipulado, que fuera yo el que decidiera donde empieza y donde acaban los textos. Y cuando digo que no decidí escribir un libro es porque cuando empecé no era esa la idea, sino hacer lo que me gusta que es plasmar con tinta lo que siento, pero cuando llevaba escritos una docena de poemas me convencí a mí mismo para sacar un pequeño libro, y ahora estoy como un niño con juguete nuevo.

 

¿Ya no tenías suficiente, con la música no podías expresar todo lo que quieres y sientes?

No sé si es suficiente o no, tan solo es otra manera de expresarme.

 

Ya sabemos quien es Martín Romero y el que más o el que menos ha escuchado algo tuyo. Tu música va dirigida a un público concreto, ¿el libro será igual o pretendes abarcar a todo tipo de lector?

Pienso que es diferente, aquí no hay música que acompañe a la voz, solo yo. Cualquiera puede leer el libro ya que cuento historias de la vida, que duelen, que alegran... Lo que si sé es que para pequeños no es, ya que suelto palabras de las mías, jeje.

 

Entrevista a Martín Romero. La lengua de nadieTambién sabemos, gracias a ti y gente como tú, lo que pasa cuando la poesía se convierte en música, pero ¿qué pasa cuando la canción se transforma en papel con las ventajas e inconvenientes que ello conlleva? 

Creo que los poemas hay que saber leerlos. Yo, en mi habitación, los he recitado trescientas mil veces, pero soy yo el que los ha escrito y sé como lo quiero decir. La canción te hace sentir de una manera, la voz, la melodía, la música... es magia, pero en el papel creo que es más difícil, hay que adentrarse en las palabras, en los sentimientos.

 

… y diferencias entre el Martín cantante y el Martín escritor.

La verdad, yo no veo ninguna. Soy la misma persona, solo sigo la regla que un ente maligno me dijo cuando estaba en la panza de mi madre, «sal y haz lo que te salga de los huevos».

 

Y si nos centramos un poco más en tu próximo lanzamiento editorial, y del que no sabemos nada, cuéntanos por lo menos por qué eliges ese título.

Le puse La lengua de nadie como queriendo decir que esta lengua es la mía y de nadie más, que me siento libre para expresar lo que siento.

 

La portada nos da la sensación de bipolaridad, de desdoblamiento mental, ¿por qué eliges esta portada, no es el mismo Martín que conocemos el que nos vamos a encontrar después de leerlo?

Lo que he querido decir con la portada es que me presento por fuera y por dentro. Quiero decir que me desnudo del todo, hasta los huesos, no dejo nada, o casi nada, escondido, y seguramente muchas de las cosas es porque no las conozco ni yo mismo.

 

En el cartel de la promo nos encontramos con unos personajes conocidos que te han hecho el prólogo, ¿por qué eliges a estas personas?

Quién mejor que mi hermano para hacer el prólogo de este libro. Él me conoce como nadie, sabe cómo pienso, cómo actúo, él sabe cómo he querido expresar cada palabra que he escrito, y, cómo no, es el mejor escritor y letrista que he conocido y conoceré jamás. No había otra persona mejor para hacerlo.

 

Entrevista a Martín Romero. La lengua de nadie¿Y las colaboraciones? Entiendo las colaboraciones en música, pero en un libro no acabo de hacerme a la idea de lo que han representado, ¿han escrito algún capítulo, te han ayudado a documentarte…, tal vez sean citas?

Yo no leo libros, yo escucho rock & roll. He hecho lo mismo que si hubiera grabado un disco, llamar a cantantes de rock para colaborar conmigo. Gente que no dudó un segundo en apuntarse a mi proyecto. Cada uno de ellos me ha escrito una cita, pero tenía más colaboraciones que no he podido meter en este libro ya que eran un montón, pero que irán al siguiente. Luego escogí a Óscar Beorlegui para el epílogo, porque Óscar es un gran amigo nuestro, gran escritor y ya habíamos hecho con él entrevistas y demás. Y para el texto de contraportada a Patxi Irurzun, tenía muy buenas referencias de él gracias a Kutxi. De las ilustraciones se encargó Mikel Poza, un fiera dibujando y tatuando, y de las fotos Fernando Lezaun, el hombre que vive con una cámara colgada del cuello, un fotógrafo con mayúsculas y mejor persona. Y después hay una persona que es la que se a encargado del diseño y la maquetación y «tó el copón bendito», que es Víctor Zapata «Bicho», gran diseñador, gran rockero, gran amigo, al cual no hay días para agradecerle todo el apoyo y lo que ha hecho durante estos cinco años por mis locuras. En fin, que me he rodeado de gente brutal.

 

¿Qué personas y por qué te han influido a la hora de tomar esta decisión de lanzarte a escribir? Si es que te ha influido alguien, claro. 

No me ha influido nadie, desde siempre me ha gustado escribir, ya sea canciones o lo que sea. Es una vía de escape personal, sobre todo para los malos momentos.

 

Dame una exclusiva, cuéntame, aunque sea grosso modo, de qué va el libro.

El libro son 47 poemas que hablan de cosas que me han pasado, que me pasan, cosas que pienso y siento... Sé que no es ninguna exclusiva por eso quiero que lo leas primero.

 

Y para conocerte un poco mejor una serie de preguntas de respuesta rápida:

Dime el mejor momento que pasaste durante el proceso de escritura

Todo el proceso ha sido apasionante.

 

Entrevista a Martín Romero. La lengua de nadieY aquél momento en que dijiste: «No puedo, lo dejo»

Nunca he dicho «no puedo, lo dejo».

 

Cuál es el deseo cumplido de Martín Romero

Estar personal y sentimentalmente como estoy ahora.

 

Y si te tuvieras que identificar con un color, ¿con cuál sería?

Con el magenta

 

¿Has sentido miedo, del de verdad, alguna vez? ¿Cuándo?

Sí, cuando no sabes por qué tienes miedo.

 

¿Cómo es tu «lengua»?

Es muy extraña, parece un mapa de carreteras, y cada día tiene un dibujo diferente.
Tiene un nombre que ahora mismo no sé cual es.

 

Un escritor al que te gustaría parecerte

No quiero parecerme a ningún escritor, sólo a mí.

 

El libro que te gustaría haber escrito

Lo acabo de escribir.

 

La canción que jamás compondrás ni cantarás

La que hable de algo que no sea de verdad.

 

La canción que te motivó para empezar a cantar

Esas fueron muchas.

 

Fina Grau

Fotos: Fernando Lezaun, http://fernandolezaun.blogspot.com.es

 .VOLVER A ENTREVISTAS -> -> ->.